Reciclaje – Mesitas auxiliares

cabecera

Abrimos nueva sección. Aquí os enseñaré pequeños proyectos que podemos hacer en casa, bricolaje, labores, manualidades…

Empezaré diciendo que me FASCINA el mundo del reciclaje. Hay muchísima gente que hace con materiales y “trastos” viejos o usados auténticas virguerías, y si nadáis un poco por internet, podréis ver la creatividad que tienen e inspiraros un poco para vuestros propios proyectos.

Hace bastante tiempo vi una tienda online de decoración que vendía revisteros hechos con cajones de fruta antiguos. Y los vendía carísimos, todo sea dicho. La idea se me quedó registrada en el fichero “hazlo tu mismo”.

En el salón de casa nos hacía falta una mesita auxiliar para poner al lado del sofá. Me parece cómodo, práctico y acogedor tener un rinconcito de mueble auxiliar con lámpara a un lado del sofá, con la mesa de centro no es suficiente.

¿A quién no le da pereza tener que incorporarse a coger la taza de té cuando está tirado viendo un peli? Pues eso, mesita auxiliar.

Recordé aquellos revisteros hechos con cajones, así que me fui a la frutería de siempre y le pedí a la dueña que me vendiese un par, y cuanto más gastados estuviesen, mejor.

Ya tenía lo más importante… y lo mejor de todo, el precio. Por poco menos de 5€ se vinieron conmigo a casa.

Dicho esto, ¡Empezamos el tutorial!

Necesitamos:

–       2 cajones de fruta (si están un poco viejos quedan más bonitos)

–       3 ó 4 hojas de lija de grano medio/fino

–       8 ruedas pequeñas (en mi caso, los tornillos venían incluidos)

–       1 bote pequeño de pintura acrílica blanca

–       trapos (si, los mismo que usamos para limpiar el polvo)

–       un pequeño recipiente con agua

–       Destornillador eléctrico (o si somos muy fuertes, destornillador manual)

 

–       OPCIONAL: yo utilicé un trozo de tabla de madera que tenía muerto de risa para hacer una pequeña balda en una de las mesas.

1

2

Instrucciones:

Lijamos perfectamente los dos cajones. Por dentro y por fuera. Esta es la parte más aburrida, pero la que más agradeceremos en el futuro cuando no nos clavemos astillas al mover nuestras mesitas. En serio, hay que lijar a conciencia.

4

5Ok, os podéis tomar un cervecita para recompensar el duro trabajo del lijado… ;)

Cuando tenemos los cajones bien lijados, tenemos que dejar la superficie muy limpia, que no se nos quede nada de serrín ni de polvillo de la madera. A continuación cogemos un trapo, lo mojamos un poco en el agua y lo escurrimos bien, para que quede húmedo pero no goteando. Mojamos el trapo ligeramente en la pintura y vamos extendiendo por toda la superficie del cajón.

Lo que conseguimos con esta operación es un efecto velado. No se taparán las vetas de la madera pero obtendremos un bonito tono blanquecino. Si vemos que nos hemos pasado con la pintura, mojamos el trapo y tratamos de extender lo máximo posible. Es preferible que pintéis poco a poco y vayáis velando más si lo creéis necesario, ya que si os pasáis de pintura no tendrá arreglo.

6

7

8

Cuando tengamos los cajones pintados por completo, pasamos a poner las ruedas. Al extender tanto la pintura no hace falta dejarla secar, veréis que se secan al instante.

10 11

Como opción podéis poner una balda en una de las mesitas, así nos dará un poco más de juego.

Para no tener que poner escuadras ni ningún mecanismo de sujeción, lo que hice fue cortar la tabla con la medida muy justa. Incluso de 2 ó 3 milímetros de más. Así podremos ajustarla dando unos golpecitos y quedará perfectamente sujeta por la presión.

12

 

13

14

15

Y así quedaron finalmente nuestras mesitas hechas con cajones de fruta. Son súper prácticas y le dan un toque cálido al salón, junto con la mesa de palets que tuvimos que hacer deprisa y corriendo cuando nos mudamos (os la enseñaré en otro capítulo).

Como veis es facilísimo, y solo se tarda un rato, así que…¡Todo el mundo manos a la obra y a reciclar, que como veis se pueden hacer cosas muy chulas!

Rocío

 

 

Escrito por:

Publicado en: 23 mayo, 2014

Categoría: Projects & DIY

Tags: , , , ,

2 Responses to Reciclaje – Mesitas auxiliares

  1. Ana dice:

    Me encantan! Que apañá eres mi arma, lo mismo vales para un bolso que para unas mesas recicladas, monísimas! Fdo.: Fan núm. 2

  2. Pilar dice:

    Quien diría que ese cajön estaba lleno de naranjas…!!